Eladio Piñeiro

Eladio Piñeiro

Las tres obras de Adega Familiar Eladio Piñeiro con cepas específicas en zonas específicas de calidad y origen. Es un viaje de hoy con referencias del pasado, utilizando variedades tradicionales, respetando el terroir, se elabora y se cría para la grandeza y amplitud de miras.

D.O. RIAS BAIXAS: sólo albariño, son sus orígenes en vitivinicultura. Esta variedad noble y autóctona enamoró a Eladio Piñeiro cuando tan solo era un chiquillo. En las vacaciones escolares por motivos de trabajo, visitaba las casas de los agricultores. Éstos le contaban historias sobre esta variedad, que conservaban cepas sueltas después de la filoxera e intentaban reproducir para tener el mínimo suficiente para su autoconsumo. Este vino era el mayor elixir que jamás habían conocido y necesitaban elaborar para sus fiestas más entrañables o para invitaciones y regalos. Curiosamente lo guardaban varios años incluso enterrado, siendo además el compañero perfecto de su gastronomia, sobre todo, la que se preparaba en conmemoraciones significativas por lo que se convertía en un ritual. Eladio Piñeiro quedó seducido y fascinado por el culto que le rendían hasta el punto que supo que su vida estaría ligada a este mito del valle del Salnés.

D.O.C ALENTEJO: en esta región de Portugal se les ocurrió algo similar con el albariño, pero 20 años después. Eladio Piñeiro compró en 1995 una Quinta con plantación antiquísima de albariño y elaboraba su marca ‘Quintessencia’ para ese mercado. Eso le dio pie a conocer todo el país y sus vinos, entre ellos, los Alentejo que le hechizan y lo llevan a recorrer pueblo a pueblo, viña a viña de esta Denominación de Origen, por lo que enseguida supo que sería la zona indicada para aportar un tinto muy especial por su riqueza de variedades autóctonas (que Portugal ha sabido conservar), suelo y microclima. Se crian de tintos con casta, expresión, fruta, especiados y sedosos, elaborados exclusivamente con uvas de una sola propiedad con viñas de más de 25 años, para hacer un inolvidable vino de finca.

D.G. ORUJO DE GALICIA: la destilación por el método tradicional gallego estuvo parejo a la elaboración de sus vinos, pues con los orujos de albariño siempre destilaban una ‘aqua vitae’ (agua de vida) y consiguieron el primer licor artesanal demandado por la alta restauración. Se comercializó en una botella en forma de alambique. Estaba elaborado con hierbas y frutas, partiendo de una fórmula ancestral que se pasaba de padres a hijos y que un aguardenteiro (destilador ambulante), por la amistad que le unía a mi familia y al no tener descendientes, les legó.

La biodinámica es uno de los procesos que emplea Eladio Piñeiro, tanto en el campo como en la bodega. Por ello se aplica en el minifundio productivo, pequeñas parcelas en diferentes lugares de la subzona del valle del Salnés (Rías Baixas) y en las viñas del Pago ‘Pombal’ en Estremoz, Alentejo. Además, la bodega practica una viticultura de precisión, saca el rendimiento que las viñas producirían si fuesen muy viejas, además no emplean fitosanitarios agresivos y siguen escrupulosamente las normas de trazabilidad.