Sommelier Express nace en 2008 con el objetivo de comercializar y distribuir en Valencia y provincia vinos con encanto, en busca de variedades y procesos poco conocidos, bodegas familiares con poso e historia y proyectos vinícolas más pendientes de la calidad del producto que de la cantidad. Uno de los pilares del proyecto es reducir el espacio entre la elaboración del vino y su consumo. Para ello, el equipo de Sommelier Express se postula como un perfecto intermediario para aquellas bodegas que quieran diferenciar su producto. La intención: que el apego a la tierra y el cuidado del agricultor, que el terroir, en definitiva, también esté presente en la distribución.

Elegir una botella de vino adecuada para cada situación depende de multitud de factores. Cada personalidad, cada momento, demanda un vino muy determinado. Qué difícil armonizar la experiencia sensorial, los recovecos de la vista, el olfato y el gusto, con la experiencia del conocimiento, la sabiduría de la tradición y la técnica de la innovación. Los vinos son el resultado de la conjugación de multitud de factores: clima, latitud, horas de luz, temperatura, altitud, región vitícola. Descubrir un vino con encanto, por tanto, es una experiencia única. Y para el equipo de Sommelier Express es también una forma de vida.

“A mí me entusiasma el vino y quiero que le entusiasme a más gente”

Manuel Espinosa, gerente de Sommelier Express

Sommelier Express, dedicado a la exploración y la búsqueda de los vinos más encantadores de España y Francia, establece un rumbo muy claro: transmitir la personalidad de las bodegas, desvelar sus particularidades, averiguar y resaltar sus secretos y su valor añadido. La mejor estrategia de venta es desnudar una botella, mostrar al equipo humano que le ha dado forma y encontrar el lugar adecuado para su consumo. El proyecto sostiene en una mano la bodega, los productores, y en la otra el restaurante, el punto de venta. Pero la mirada está puesta en la cata, el que degusta el vino siempre debe ser protagonista. Aunque no el único, ni el principal. Ese lugar privilegiado sólo pertenece al vino.

Nos identificamos con las bodegas que comercializamos. Somos parte de ellas”
Manuel Espinosa, gerente

Al disfrutar de un vino pienso en cuántas personas y trabajo hay detrás de cada botella y me sorprende todavía más”
Gemma Zaplana, comercial