ALTO HORIZONTE Y MICAELA RUBIO
7 Sep, 2020

BODEGAS ALTO HORIZONTE Y MICAELA RUBIO

Este proyecto surge fruto de la pasión por el mundo del vino de Micaela Rubio y su marido Aurelio García, ambos enólogos con un gran bagaje tanto en bodegas nacionales como en proyectos vinícolas de fuera de nuestras fronteras.

Un día decidieron crear un proyecto propio basado en trabajar variedades autóctonas de zonas frescas para conseguir elaborar vinos equilibrados, con carácter, auténticos y de gran singularidad.

Elaboran vinos con Garnachas de Ávila, concretamente en la Sierra de Gredos y también con la variedad Bobal procedente de Cuenca, junto al río Júcar. Ambos proyectos son Alto Horizonte y Mikaela Rubio respectivamente.

Viñedos viejos trabajados de forma natural que dan como resultados tres tipos de vinos:  vino de pueblo, vino de paraje y vino de parcela.

ALTO HORIZONTE

El objetivo de este proyecto es elaborar vinos frescos y con identidad propia. Para ello elegimos los viñedos en la parte más alta de la Sierra de Gredos, en los municipios de Villanueva de Ávila y Navatalgordo, todos situados a más de 1.100 metros de altitud.

Los suelos son de granito, y tienen más o menos profundidad en función de la parcela donde nos encontremos.

Parte de las parcelas se elaboran con toda su uva entera, y otras parcelas se elaboran con parte de uva despalillada. Las elaboraciones se realizan en depósitos de hormigón, acero inoxidable y en barricas de roble francés. Realizamos fermentaciones con levaduras autóctonas, extracciones respetuosas y crianzas en vasijas de gres, así como la utilización de depósitos de hormigón y barricas de gran volumen de roble francés para preservar el carácter original de este vino.

Aquí se elaboran los vinos +Altitud, Alto de la Cruz y El Cerro Brujo.

MICAELA RUBIO

El objetivo de este proyecto es hacer vinos con carácter mediterráneo pero frescos, ágiles y singulares. Por ello elegimos los municipios de Casas de Benítez y Pozoamaro, ambos situados a más de 750 metros de altitud y muy próximos al río Júcar.

Al estar próximos al río, cambia mucho la composición del suelo, siempre canto rodado en superficie, y debajo de este, unas veces, tenemos arcilla y caliza, y otras veces gravas y arenas.

Tras la selección de racimos y de bayas, la fermentación se hace con levaduras autóctonas en depósitos de acero inoxidable, hormigón, tinas y barricas de roble francés. Los trabajos de extracción se llevan a cabo por gravedad o con medios manuales.

La crianza de estos vinos es en barricas de roble francés y en depósitos de hormigón.

Aquí se elaboran El Reflejo de Mikaela, Mikaela y la Infanta by Mikaela.

También podrían interesarte estas noticias

Bodegas Antídoto

Bodegas Antídoto

El Vigneron de las Tierras de Soria D.O Ribera del Duero. España. Bertrand Sourdais, perteneciente a una familia de 5ª...

Eladio Piñeiro

Eladio Piñeiro

Las tres obras de Adega Familiar Eladio Piñeiro con cepas específicas en zonas específicas de calidad y origen. Es un...

Gómez Cruzado

Gómez Cruzado

GÓMEZ CRUZADO Gómez Cruzado es hoy la ‘bodega boutique’ del Barrio de la Estación de Haro, con una producción anual...

Pin It on Pinterest